Estos números rojos responden a la serie de eventos catastróficos “sin precedentes”, según afirma Brian Duperreault, presidente y CEO del grupo. Tal y como se anticipó hace unos días, los huracanes Harvey, Irma y Maria han provocado una siniestralidad en el grupo de 3.000 millones (2.582 millones de euros).

“La resistencia de AIG tras estos acontecimientos refleja la solidez de nuestro balance y nuestra posición de capital. Estoy extremadamente orgulloso de nuestra respuesta y compromiso con nuestros clientes”, indica Duperreault.

Comentarios de Facebook