ESPAÑA-. ALLIANZ ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto de 3.476 millones de euros, cifra que supone un 24,6 % más que en el mismo periodo de 2012. Además, el resultado se produce pese al coste de las inundaciones récord de Europa Central, en junio, que costaron al grupo 330 millones de euros, y al temporal de tormentas y granizo de finales de julio, sobre todo en el sur de Alemania, que calcula derivará en unos costes de 200 millones.

“Podemos mirar atrás a un exitoso primer semestre. Aunque afrontamos inundaciones récord en el Centro de Europa, persistentes bajos tipos de interés y mercados de capital erráticos, nuestras actividades crecieron de forma rentable”, ha afirmado el presidente, Michael Diekmann, en suvaloración de los resultados. Es más, confirmó que el grupo mantiene su previsión para cierre del ejercicio de 2013, donde prevé cerrar con un beneficio operativo de 9,2 millardos de euros.

En el segundo trimestre del año, el grupo ALLIANZ ingresó 26,8 millardos de euros, un 6,3% más. El beneficio operativo aumentó un 5,2%, hasta los 2,4 millardos de euros.

Fuente: BDSAL

Comentarios de Facebook