WASHINGTON. — Agencias policiales estadounidenses reportaron un incremento de las estafas relacionadas con seguros de salud y confirmaron que las principales víctimas en este país son los ancianos.

La tendencia delictiva fue confirmada por organizaciones no gubernamentales como la SCAN Foundation y la agencia especializada Kaiser Health News. El repunte ha sido de un 12 por ciento anual con unas 83 mil denuncias en 2012.

Acorde con las fuentes, muchos timadores profesionales en Estados Unidos se están aprovechando de la confusión existente por la próxima entrada en vigor de la reforma sanitaria certificada por el presidente Barack Obama en 2010.

La mayoría de los perjudicados son los ciudadanos de mayor edad porque son lo que casi siempre permanecen en casa, responden las encuestas telefónicas y están entre los más necesitados de seguros y atención médica.

Sondeos nacionales del mes pasado evidenciaron que la mitad de los estadounidenses consultados manifestaron que aún no comprenden muchos detalles de las nuevas leyes, ni cómo modificaciones en las reglas afectan la vida de cada uno de ellos.

Fraudes relacionados con los seguros federales de salud, sobre todo el Medicare, aumentaron en Estados Unidos en el 58 por ciento a partir del año 2009, confirmaron reportes de agencias gubernamentales.

Peritos de la administración Obama localizaron y pudieron seguir el rastro de más de cuatro mil millones de dólares que fueron robados por medio de esquemas fraudulentos durante el año fiscal 2011.

En el mismo periodo, el Departamento de Justicia consignó cargos penales contra mil 400 individuos, tramitó unos 500 casos de estafas, y como resultado 700 sujetos resultaron convictos. En este país cada año unos 20 mil millones de dólares son dilapidados en pagos incorrectos, imprecisos o manipulados a clínicas y doctores relacionados con el seguro Medicare, una asistencia social diseñada para ancianos.

Fuente: granma.cubaweb.cu

Comentarios de Facebook