ARGENTINA – Las compañías argentinas de seguros analizan, en el marco del temporal que afectó dramáticamente al Área Metropolitana de Buenos Aires y La Plata, lanzar próximamente al mercado una póliza de seguros anti-diluvio, que cubra a las familias por los daños provocados por inundaciones en sus viviendas.

“Los cambios climáticos son drásticos en los últimos años y se requiere de una reestructuración de los servicios”, dijo el vocero de las aseguradoras. Asimismo, se aclaró que las miles de casas afectadas estos días por las lluvias no podrán tampoco recibir compensaciones por pólizas de electrodomésticos, que sólo cubren daños por agua pero a causa de roturas de caños.

Los detalles del nuevo esquema que se presenta en el mercado asegurador argentino fueron brindados por el presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros, Francisco Astelarra, quien explicó en torno a la posible cobertura en viviendas por los catastróficos daños causados por las inundaciones que “no hay resarcimiento, ya que los contratos actuales no tienen previsto este tipo de situaciones climáticas”.

“Hay que decir que los cambios climáticos en nuestro país durante los últimos años son drásticos. Estamos en conversaciones para generar un espacio ante estas eventualidades. Sin embargo, está claro que las compañías de seguros no podemos responder por las serias deficiencias en infraestructura, la falta de obras pluviales o de obras de desagote en los centros urbanos”, dijo Astelarra.

Según el titular de la cámara de empresas del sector, “se analiza qué tipo de cobertura brindar a los clientes, pero entendemos que es necesario realizar una reestructuración al sistema actual, derivación directa de los fenómenos climáticos que impactan a las poblaciones y les generan pérdidas considerables”.

Fuente: Fasecolda

Si bien se calcula que son miles las viviendas que resultaron inundadas en la Capital Federal, el Conurbano bonaerense y La Plata, aún no se pudo cuantificar el daño real del temporal con histórica caída de agua. Lo cierto es que las pólizas actuales respecto a los hogares cubren robos, incendios y otros siniestros, pero no las consecuencias de los diluvios.

“Es un tema complicado. Ya sabemos lo que acontece en determinados barrios, si bien este fenómeno fue único en los últimos cien años, incluso con menores caídas se inundan igual, con lo cual los siniestros ya no están provocados por actos fortuitos. También debe decirse que no es solo un problema de infraestructura pluvial sino que también en las últimas décadas se ha ido modificando la ciudad, donde había espacios verdes hoy hay edificios y donde había adoquines hay cemento, eso agrava las caídas de agua”, señaló el experto.

Un caso aparte ocurre con los contratos realizados por las familias para proteger sus bienes electrónicos, que son un verdadero boom en el mercado de los seguros. Es que la lluvia tampoco está considerada en ese tipo de pólizas.

“Aquí el reclamo se puede hacer por robo, por incendio o bien por daños causados a partir del contacto del bien con agua, pero a partir de siniestros como la rotura de un caño”, dijo Astelarra. “Por ejemplo, si una familia tiene esta póliza viviendo en un departamento y se rompe un caño de agua del vecino de arriba. Allí el seguro cubre el daño. Pero no están amparadas situaciones por inundación”, manifestó el presidente de la cámara.

Comentarios de Facebook