ARGENTINA-. Productores de seguros matriculados de la región capital, representados en la Asociación Argentina de Productores y Asesores de Seguros (AAPAS), fueron invitados el pasado martes a participar de un acto de reconocimiento por la labor profesional desarrollada durante los días posteriores a las trágicas inundaciones que afectaron a La Plata, Berisso y Ensenada en abril de 2013.

El evento tuvo lugar en el Colegio de Abogados y contó con la presencia de Manuel Lamas, presidente de AAPAS; Mario Turkenich, delegado regional de la entidad;Sebastián Demantel, representante de la Superintendencia de Seguros de la Nación; directivos de Compañías de Seguros; cámaras empresariales, representantes universitarios, entre otros.

“Lo que ocurre hoy es parte de lo inédito que sucedió con la inundación, que nos sorprendió a todos”, sintetizó Turkenich al momento de describir de qué se trataba el evento.

Además, señaló que las tareas realizadas como asesores de seguros les “genera el compromiso, desde el mercado, de adecuarse a las necesidades que generan los cambios climáticos” y que “hay que resolver los problemas sociales que eso crea”.

Por su parte el titular de AAPAS, Lamas, señaló que la cifra de siniestros indemnizados asciende a los 200 millones de pesos, aunque advirtió que “los daños son mayores”, porque no todos los bienes materiales perdidos tras la inundación estaban asegurados.

En tanto, consideró que si bien no disponen de números precisos que hablen del incremento de personas que contrataron un seguro tras la tragedia climática, indicó que “sin dudas siniestros de esta magnitud genera un grado de conciencia superior” y “seguramente ha motivado a algunos que no tenían al seguro como una opción de cobertura a tomarlo”.

Comentarios de Facebook