La empresa de seguros Horizonte navega en un mar de incertidumbre. Los empleados de la compañía desarrollan sus tareas en un clima de inseguridad y preocupación y así se lo han hecho saber a su presidente Sandro Chaina. El gobernador no define, niega la realidad y prolonga la agonía.

Horizonte no paga a los proveedores, los asegurados cobran con atraso los siniestros que en muchos casos son rechazados –como en el rubro automotor- y funciona con un importante déficit mensual, todos argumentos que encienden una luz de alerta sobre su futuro.

La empresa, que fue en su momento la más importante del mercado asegurador rionegrino, no tiene políticas de ventas, no compite en sus rubros habituales, importantes e históricos clientes dejaron la ART y no existe un plan de negocios que permita visualizar un rumbo cierto.

¿Qué sucede? Desidia, impericia en el manejo empresarial o desconocimiento del negocio. No sería riesgoso afirmar que todo esto forma es un peligroso combo.

El gobernador Alberto Weretilneck aporta con su estilo a esta incertidumbre. Se reunió con Sandro Chaina, presidente de Horizonte –quien a su vez ha demostrado que conoce poco del tema- y le pidió un mes más de plazo para definir qué hacer con la empresa. Mientras tanto, envia un discreto y misterioso contador para hacer una auditoría.

Treinta días más cuando el actual gobierno ya lleva más de un año en funciones, período en donde pasaron cuatro presidentes distintos, todos con magros resultados.

Por otra parte es pública la pelea entre el roquense Sandro Chaina y el cipoleño y ex funcionario de la gestión radical en familia, Nelson Cides, director y vicepresidente de Horizonte, una disputa que el gobierno no resuelve y que paraliza el día a día en cuestiones funcionales de la compañía de seguros.

“Así no puedo trabajar” habría dicho Chaina frente a las disputas internas, mientras Cides mantiene el control de las gerencias y si bien hay escasez de recursos no dudó en adquirir para uso personal una camioneta de origen japonés,4 × 4 , fabricada en la Argentina.

¿Qué sucederá luego del plazo impuesto por el gobernador? Nadie arriesga un pronóstico pero los empleados suman mayor inseguridad. Se menciona incluso que Horizonte podría ser administrada por Nación Seguros, del Banco de la Nación Argentina, sin que se conozca la figura jurídica que podría avalar la cuasi desaparición de la empresa de seguro estatal rionegrina.

Fuente:adnrionegro.com.ar/

Comentarios de Facebook