La catastrófica temporada de huracanes de 2017 proporcionó amplias demostraciones de la vulnerabilidad de las poblaciones y la infraestructura en las zonas costeras a los desastres naturales. Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos) y la Universidad de Cantabria (España) identificó zonas críticas de riesgo costero en América Latina y el Caribe, informó Latino Insurance.

Publicado el 2 de noviembre en PLoS ONE, el estudio combinó 16 variables relacionadas con los riesgos costeros, la exposición geográfica y la vulnerabilidad socioeconómica en un índice comparativo de riesgos costeros para identificar las áreas con mayor riesgo.

“Encontramos que más de 500 mil personas en América Latina y el Caribe viven en áreas donde convergen los riesgos costeros y la pobreza”, expresó el autor principal, Juliano Calil. “Estas son comunidades donde los escasos recursos críticos se colocan consistentemente en áreas propensas a peligros, lo que agrava aún más los impactos de los peligros costeros”, añadió el especialista.

Los principales focos de riesgo costero identificados en el estudio incluyen la provincia costera de El Oro en Ecuador, el estado de Sinaloa en México, y la provincia de Usulután en El Salvador. Las tres regiones tienen grandes poblaciones concentradas en áreas con el valor máximo del índice de riesgo costero de 5.

“La reducción de riesgos y los esfuerzos de adaptación costera no deben centrarse exclusivamente en el desarrollo de defensas costeras”, manifestó Calil, quien concluyó: “También deben considerar mejores políticas relacionadas con el desarrollo urbano, la zonificación, la agricultura y las prácticas de conservación de la tierra, así como sobre la mejora de las condiciones socioeconómicas”

Comentarios de Facebook