A casi dos años de la tragedia ocurrida en Medellín, luego de que un avión de la aerolínea boliviana LaMia se estrellara provocando la muerte de decenas de pasajeros a bordo (entre ellos, jugadores del equipo Chapecoense, periodistas y camarógrafos deportivos), la aseguradora boliviana Bisa Seguros finalmente negó el hecho de que vaya a proceder al pago de una indemnización a los familiares de las víctimas, informó el portal chileno Ahora Noticias.

“La cobertura de la póliza de seguro de responsabilidad civil para pasajeros contratada por la línea aérea LaMia Corporation SRL fue rechazada por Bisa Seguros y Reaseguros SA (aseguradora boliviana) y sus reaseguradores”, señaló el comunicado de prensa de la aseguradora.

Tras el accidente aéreo de hace dos años, Bisa anunció que no pagaría el valor correspondiente a la póliza (25 millones de dólares) debido a que LaMia estaba atrasada en el pago del servicio. Además, tras las pericias se comprobó que el siniestro se produjo porque la aeronave se quedó sin combustible, siendo responsabilidad del piloto el no cargar el tanque de reserva exigido, motivo por el que Bisa adujo que no tenía por qué abonar el seguro.

“La posición asumida cuenta con respaldos de orden técnico, legal y contractual”, detalló el comunicado. También se informó que, para aliviar las dificultades financieras de los afectados por el trágico accidente, se creó el Fondo de Asistencia Humanitaria LaMia 2933 para asistir a las familias de los pasajeros fallecidos y a los sobrevivientes del accidente, pero sin precisar el monto de la ayuda.

Comentarios de Facebook