Europa -El volumen anual total de pólizas de seguros, tanto de No Vida como de Vida, vendidas a través de canales digitales en Europa llegará a los 25.000 millones de euros en 2016, lo que supondrá más que duplicar los 12.000 millones alcanzados en 2012, según un estudio de Accenture a partir de una encuesta de 78 aseguradoras europeas. El mismo concreta que las pólizas vendidas por canales digitales representarán una media del 18% del volumen total de nuevas primas de las aseguradoras europeas en 2016, frente al 11% de 2012, aunque los canales tradicionales (agentes, corredores y bancaseguros) seguirán siendo los más relevantes. En el caso de España se espera que represente el 16%, frente al 9% de 2012.

El estudio concluye también que tres cuartas partes (78%) de las compañías europeas de seguros tienen previsto aumentar la inversión destinada a la transformación digital de sus departamentos de ventas y distribución, un campo al que prevén dedicar una media de 27 millones de euros a lo largo de los tres próximos años.

El sector asegurador europeo considera que la complejidad asociada a la gestión del cambio en los canales físicos, mencionada por el 85% de los encuestados, es el mayor obstáculo a la transformación digital de su distribución. Otras barreras importantes son las limitaciones de sus sistemas informáticos preexistentes (81%) y la incapacidad de sus organizaciones para reaccionar con rapidez (81%).

“Las aseguradoras son conscientes de que la transformación digital es un camino plagado de obstáculos, incluyendo la resistencia interna al cambio y las nuevas amenazas externas”, según Jean-François Gasc, managing director de Accenture Distribution and Marketing Services para seguros en Europa, África y Latinoamérica.

LA AMENAZA COMPETITIVA DE GOOGLE O AMANZON

El estudio revela además que nueve de cada diez compañías (89%) esperan que la competencia en el mercado de la distribución de seguros se intensifique durante los tres próximos años. Casi dos tercios (64%) creen que la competencia vendrá de empresas ajenas al sector, como Google, o de gigantes del comercio electrónico, como Amazon.

El informe muestra, además, que una buena parte delas compañías (60%) reconoce que no tiene una estrategia digital o que su estrategia se limita a los procesos de venta e interacción con los clientes y no abarca toda la cadena de valor de los seguros. En cuanto a la inversión en tecnología, las aseguradoras priorizan dedicar sus presupuestos en “gestión de Big Data” (53%), “gestión de datos no estructurados”, como voz y vídeo (40%), y movilidad (36%).

fUENTE: BDS

Comentarios de Facebook