Estados Unidos – El informe recoge los resultados de la California Health Interview Survey (Encuesta de la Entrevista de Salud de California, CHIS por su sigla en inglés), elaborada por el Centro para la Investigación de Políticas de Salud de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

“Más de. 60 por ciento de aquellos que no tienen seguro son latinos”, afirmó Ninez Ponce, investigadora principal de la Encuesta y subdirectora del Centro.

“Ellos han permanecido en el fondo de la pirámide de los servicios de salud”, dijo Ponce en la presentación del estudio.

El análisis señaló que aunque la proporción de latinos menores de 65 años que no tienen seguro “se redujo casi en la mitad”, los hispanos continúan siendo el grupo más propenso al no tener seguro de salud en comparación con otros.

 En 2013, 21.4 por ciento  de latinos no estaban asegurados, porcentaje que se redujo significativamente a 12.3 por ciento en 2016, pero que no ha sido suficiente para que los latinos sean la población menos protegida.
 Los residentes indocumentados constituyen el 37.4 por ciento de aquellos que no tienen seguro médico o no son elegibles para Medi-Cal, el programa de salud de California para personas de bajos ingresos o con discapacidades.
Sobre el aumento de personas amparadas por Medi-Cal a través de la ley de Salud Asequible (ACA) o mejor conocida como Obamacare, Todd Hughes, director de CHIS, señaló el riesgo de pérdida si se suspenden los subsidios o ACA se acaba.

“Muchos niños y adultos asegurados recientemente por la expansión de Medi-Cal por ACA están en riesgo de perder el cuidado de salud si se reducen los subsidios o se permite que el programa languidezca”, afirmó Hughes.

 Los analistas destacaron que la cobertura de Medi-Cal a través de ACA es especialmente importante en cuatro condados rurales.

En los condados de Fresno, Siskiyou, Tehama y Tulare, el servicio de salud subsidiado cubre entre 33.3 y 45 por ciento de la población, destacó el informe.

 

Comentarios de Facebook