ARGENTINA –  A la hora de elegir una cobertura de seguro para el auto, hay cientos de elecciones posibles entre compañías y tipos de póliza pero, sin importar cuál se elija, el usuario debe estar preparado para enfrentar subas que en algunos casos superan la inflación real y la devaluación.

En un relevamiento realizado por Los Andes sobre el valor de las coberturas de diferentes aseguradoras, se encontraron incrementos de diferentes amplitudes. La suba más pronunciada se observó en Berkley International. Un usuario de la compañía abonaba $ 370 en enero de 2014 y pasó a pagar $ 592 en enero de este año (60% de aumento). Un mes más tarde, en febrero, la cuota subió a $ 680, es decir un 14,8% más en solo 30 días.

En otros casos la cuota mensual es mucho más baja, pero el incremento ha sido similar. Un afiliado a Federal Seguros, por ejemplo, abonaba $ 136 en febrero de 2014 y hoy paga $ 209, por una cobertura de un auto de 40 años de antigüedad. En términos porcentuales, el aumento fue del 53,6%.

Sin embargo, no todas aseguradoras han tenido incrementos tan elevados. Un usuario de Triunfo Seguros tuvo una suba exacta de $ 100 en un año, pasando de pagar $ 300 en enero del año pasado a $ 400 en enero del 2015 (33% de aumento).

Dejando de lado la diferenciación por marcas y teniendo en cuenta únicamente los planes de cobertura “B” o media (cubre responsabilidad civil hacia terceros, robo e incendio total y destrucción total de la unidad), se observa un incremento porcentual promedio del 31,42% en el último año. Para obtener el resultado, se promediaron las cotizaciones de este tipo de seguro de cinco compañías de Mendoza para un Chevrolet Classic 1.4 LS.

En febrero del 2014, el valor promedio para una cobertura clase “B” para ese vehículo era de $ 350, mientras que este año alcanza los $ 460. Si se opta por una cobertura más completa, como la categoría “D”, los valores pueden ir desde los $ 460 a $ 766, según la compañía. Claro que hay algunas opciones más económicas, así como otras más caras, según la aseguradora.

Valuación y siniestralidad

Para los bolsillos de los usuarios las subas de las pólizas de seguro del último año han sido desmedidas, pero para los expertos del mercado los aumentos están completamente justificados.

Francisco Astelarra, presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros, explicó que el valor de las coberturas acompaña la de los precios de los autos.

“Los vehículos subieron más del 30% el año pasado como consecuencia de la devaluación y la inflación. Además, en el caso de los autos de alta gama, las subas alcanzaron hasta un 100% por la implementación del impuesto a los bienes suntuosos”, comentó el experto.

Cabe recordar que actualmente los autos con un valor de fábrica mayor a $ 195.000 pagan una tasa del 30% y los que cuestan más de $ 241.500 deben abonar un impuesto del 50% sobre el valor del vehículo. Al momento de implementarse la carga impositiva, en febrero de 2014, los precios base eran $ 175.000 y $ 210.000 respectivamente.

Manuel Lamas, presidente de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros (Aapas), también considero la “valuación de los autos” como el principal disparador de los precios de las coberturas.

Según un relevamiento realizado por este diario en diciembre del 2014, autos del top ten de ventas, como el Volwswagen Gol y el Chevrolet Classic, aumentaron más del 60% en Mendoza en comparación con diciembre de 2013.

Dejando de lado el precio de los autos, aparece otro disparador clave. Tanto Astelarra como Lamas coincidieron en que el índice de siniestralidad es un punto determinante para determinar el valor de la cobertura.

“De acuerdo con la cantidad de robos y accidentes que se producen en determinada zona y para determinados tipos de vehículos, se ajustan los valores de las pólizas, para que el resultado de la aseguradora no sea negativo”, explicó Astelarra.

En tanto, Guillermo, productor de seguros en Mendoza, indicó que “es la Superintendencia de Seguros de la Nación la que autoriza las subas de cada compañía, según la evolución de los autos y la siniestralidad que registre cada caso”.

Por tanto, es posible que los valores de los seguros sean más caros en zonas más conflictivas respecto a robos y otros siniestros.

Respecto a las diferencias entre las subas porcentuales de una empresa y otra, el productor consultado reveló que generalmente las aseguradoras con capitales extranjeros, como Berkley International y Zurich, aplican incrementos más elevados que sus competidoras.

Fuente: Los Andes

Comentarios de Facebook