ARGENTINA – Hoy hay muchos productos que se compran y que se pagan por internet. El comercio electrónico, en el rubro del seguro, es un referente del avance de la utilización de este medio. Un mercado en ascenso gracias a la confianza de la gente en las nuevas tecnologías.

También a muchos nos cuesta comprar por Internet porque pensamos que pueden engañarnos. Es cierto que existen fraudes en las compras por Internet, pero también es verdad que, si se siguen unos pequeños consejos, sabremos distinguir enseguida sitios virtuales en los que podríamos comprar y en los que no.

¿Por qué tenemos desconfianza en las compras por Internet?

Los temores parten del desconocimiento, tenemos desconfianza porque no sabemos cómo funciona la transacción que estamos realizando. Pero si tenemos suficiente información seremos capaces de comprar por Internet y a la vez sentirnos seguros.

¿Cómo funciona una compra por Internet?

  1. Rellenar formulario de compra. Al comprar un producto tenemos un formulario donde introducir nuestros datos personales y los de la tarjeta de crédito. Esta página no es una página “normal”, es una página protegida con cifrado de datos para dar más seguridad a la transacción. De esta forma, los datos personales que estamos transmitiendo al sitio web se transmiten de forma segura.
  2. Pago. La información de la tarjeta de crédito va al banco, quien se encarga de aceptar o rechazar el cargo.
  3. Guardar registro de los datos. Los sitios web de venta por Internet guardarán información sobre la transacción: tu nombre, apellidos, productos comprados… pero normalmente no guardan los datos de la tarjeta de crédito. Existen leyes con restricciones bastante fuertes respecto a guardar datos considerados de nivel alto, como números tarjetas de crédito. La mayoría de sitios web no los guardan, pero lo mejor es leer las condiciones de uso del comercio donde se especificará qué hacen con tu información.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para comprar por Internet?

  • No utilizar computadoras públicas.
  • Confianza en el sitio web donde vamos a comprar

La confianza la podemos percibir de varias maneras:

Diseño elegante. Un diseño cuidado y hecho por profesionales significa que como mínimo ha habido una inversión para ofrecer una buena imagen.

Información de contacto. ¿Es una marca reconocida? ¿Hay teléfono de atención al cliente? ¿Tiene sede física? Es muy importante poder saber a quién le estamos comprando.

  • Pago seguro

No siempre es necesario pagar con tarjeta. Hay diferentes métodos de pago:

Tarjeta de crédito

Contrareembolso

Ingresos/transferencias bancarias

Pagos a través del móvil

Cada comercio incorpora los que cree convenientes. Nosotros nos centraremos en los pagos con tarjeta de crédito porque es donde damos información más privada y por tanto nos genera más desconfianza.

Si vamos a introducir información personal y el número de nuestra tarjeta de crédito tenemos que estar seguros de que la transacción va a ser completamente segura.

La dirección web comienza por ‘HTTPS’. Las direcciones web normalmente comienzan con ‘HTTP’ (p.e. ‘http://www.milbits.com/’). En cambio, las páginas para realizar pagos, que tienen más seguridad, comienzan por ‘HTTPS’ (viene de HTTP Seguro) (p. e. ‘https://www.milbits.com/pago.php’).

Certificado de seguridad. A la derecha de la dirección web podemos ver un candado que aporta más información sobre la seguridad de la página donde estamos. Certificado seguridad Explorer.  El certificado indica que una entidad reconocida certifica que el comercio es quien dice ser: nos muestra su localización geográfica, forma de contacto y asegura que esa información es cierta.

Certificado de seguridad

  • Garantías de la compra

Además de la parte informática de la compra, un comercio electrónico también nos tiene que ofrecer una garantía clara sobre el producto que estamos comprando. En la página web tiene que aparecer información sobre:

Formas de pago

Plazos de entrega

Garantías del producto

Devoluciones

Guardar e imprimir información que cerciore  la realización de la compra, al menos hasta que llegue el producto.

  •  El peligro siempre existe

Aun estando precavidos por todo lo que hemos comentado nunca podemos estar seguros al 100% de que no habrá peligro. Pero eso puede ocurrir en Internet igual que puede ocurrir en cualquier otro comercio, o incluso al sacar dinero de cajeros.

Fuente: Portal Programas / GB

Comentarios de Facebook