ARGENTINA – La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) autorizó a Sancor Seguros a comercializar una cobertura para tambos que cubre las mermas en la producción mensual de leche o el incremento del costo de producción, causadas por variaciones extremas en el régimen normal de precipitaciones (en exceso o en déficit) que afectan la producción de un establecimiento.

Al respecto, desde la empresa, enmarcaron el desarrollo de este nuevo producto en la innovación constante para brindar soluciones integrales de asegurabilidad a los asegurados y adaptarse a las necesidades de las economías regionales. “Nuestra preocupación constante consiste en responder a todas las necesidades que pueda tener el hombre de campo, creando productos a la medida de sus necesidades concretas.

En este caso, acercamos una herramienta valiosa para brindar seguridad al sistema de producción láctea, desde el productor a las usinas, municipios, provincias o al Estado Nacional frente a ciertas contingencias climáticas. La cuantía de las precipitaciones escapa a su control, pero sí puede elegir estar protegido para afrontar sin problemas una situación de sequía o de exceso de lluvia, resguardando su emprendimiento productivo de la pérdida de beneficios económicos”, manifestó Carlos Hoffmann, Gerente de Seguros Agropecuarios de Sancor Seguros.

Cabe destacar que, en sus aspectos técnicos, esta cobertura fue desarrollada por el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), fruto de un prolongado relacionamiento institucional con dicho organismo, el cual convocó a Sancor Seguros por su experiencia en el ramo de Seguros Agropecuarios, procurando plasmar ese desarrollo técnico en un producto que fuera comercializable en el mercado.

La póliza contempla que la ocurrencia de eventos de déficit o exceso de lluvias será definida mediante el índice de Precipitación Estandarizado (IPE), calculado y publicado mensualmente por el Servicio Meteorológico Nacional para la estación meteorológica de referencia, determinada por la proximidad con el establecimiento rural asegurado.

Frente a ello, “el siniestro tendrá lugar cuando el IPE en una región alcance un valor tal que se traduzca en una merma de producción o en pérdidas económicas para el Asegurado y se indemnizarán como máximo 3 eventos de sequía y 2 de exceso ocurridos en el término de un año”, explicaron los especialistas en seguros agropecuarios de la empresa.

De esta manera, la empresa líder en coberturas para el agro, se convirtió en la primera aseguradora del mercado argentino en comercializar una cobertura para tambos de estas características, procurando ofrecer una solución para los productores de distintas regiones de nuestro país.

FUENTE: sunchaleshoy.com.ar

Comentarios de Facebook