ARGENTINA -A una semana de la tragedia ocurrida en Rosario, dos de las aseguradores más importantes del país coincidieron en que hubo en Rosario un incremento de las consultas por seguros domiciliarios por parte de propietarios, comercios y consorcios. Es que, sin dudas, este hecho despertó el nivel de inquietud sobre los alcances de las coberturas y sobre cuestiones de índole técnica.

Tanto Fernando Zugarramurdi -gerente de la sucursal Rosario de San Cristóbal-, como Diego Zehnder -gerente de la unidad de negocios Rosario de Sancor- confiaron que el aumento en las consultas fue mayor en quienes ya tenían seguro -fundamentalmente propietarios- con el fin de revisar su cobertura. “El aumento es razonable a la situación, pero un poco más elevado que lo usual”, dijo Zugarramurdi.

“El que más se preocupa por estas cuestiones es el propietario. El inquilino lo hace por exigencia”, comentó Zehnder. Desde San Cristóbal y Sancor recomiendan el “seguro combinado familiar”, que cubre cuestiones como incendio, granizo, seguro de acción o de personas. “Es un producto compuesto, que no dista mucho en cuanto a costos del seguro contra incendios, e incluye a bienes inmuebles y mobiliarios”, continuó.

Por su parte, también explicó que hoy existe un alto porcentaje de edificios asegurados en la ciudad, porque hay una obligación implícita y una cultura interesante de asegurar, sobre todo para las construcciones más nuevas. Es que en este contexto, el tener una cobertura te asegura la indemnización. No obstante, hay un gran potencial de clientes con sumas desfazadas.

“La gente tiene que estar bien cubierta, pero existe una desactualización en las pólizas contratadas”, contó Zurragamurdi. Esto se debe a que las personas y los consorcios ajustan sus presupuestos y gastos limitando los montos máximos a asegurar. Los consorcios habitualmente cuentan con pólizas, aunque la suma asegurada suele ser inferior.

Comentarios de Facebook